Home » Entrevistas » Entrevistamos a Jose Pellón.

Entrevistamos a Jose Pellón.

 

jose pellon

Surf, chicas y rock and roll, como recuerdas la época de Melopea

Ese tema, y el álbum que lo contiene (Surf y Rock and Roll), son todo un himno generacional que está muy presente porque sigue sonando tan actual como entonces. Acaban de hacerle un homenaje en Radio 3 de RTVE pues se cumplen los 25 años de su salida al mercado y una importante discográfica se ha ofrecido a reeditarlo. La época de Melopea fue un parque de atracciones descontrolado, éramos unos irresponsables que sólo queríamos pasarlo bien haciendo lo que nos gustaba. Además ganábamos pasta y ligábamos un montón. Hasta que se convirtió en un trabajo, en una obligación y dejó de gustarnos. Estoy muy orgulloso de mi pasado, pero nunca he dejado de comprender el mundo en el que estoy ahora, he sabido adaptarme a los cambios, no he caído en esa psicosis de que ya lo tenía todo dicho y mi rollo ha pasado. De modo que sigo disfrutando con lo que hay. Mi actual banda Melopienso es lo más. Estamos absolutamente “in”.

MelopeaEres un artista multidisciplinar, ¿Cuál es tu fuente de inspiración?

No me considero artista, siempre me sonó como una sentencia, un título nobiliario en permanente decadencia que como muchos otros “artistas” no merezco llevar. Prefiero ser considerado lo que realmente soy: fotógrafo, escritor y rockero, vanos intentos de psicoanalizarme dando rienda suelta a mis instintos más primarios, los cuales pueden manifestarse de diversas formas. ¿Qué me inspira? Cualquier cosa capaz de atraerme y/o seducirme: “Ella, su belleza, su tristeza, esa lágrima brillante resbalando por el espejo de sus ojos”. Aunque en general funciono por impulsos irracionales. No tengo patrones ni coordenadas. Aún no me controlo a mí mismo en ese sentido.

Tu novela El Amante de Olas, ha tenido una gran repercusión. Tanta que casi te has visto obligado a escribir la segunda parte que ya está en las librerías. ¿Cómo valoras este éxito?

El Amante de Olas pilló a todo el mundo por sorpresa, causó impacto pues no abunda esta clase de literatura en castellano. Aunque debo señalar que no es una novela apta solo para surfers, de hecho se vende tanto o más fuera del ámbito surfero. La historia es muy humana, engancha a cualquier lector, hay de todo para que funcione bien: sexo, surf, playa, amor y desamor, drogas, aventuras, rock, verano sin fin, hedonismo, desinhibición… Más o menos eso que a la mayoría de los mortales les gustaría vivir. Si a esto le sumas una narración amena, vertiginosa y un estilo literario nada pretencioso, sincero… a la gente normal le llegas.

Jose Pellón 1. Foto. J. Bárcenas

Fotografía J. Bárcenas

¿Con cuál de las actividades que realizas disfrutas más?

Sin duda, con el sexo. En otro orden de cosas, también disfruto escribiendo narrativa, ensayos, artículos e incluso algo de poesía a veces, pero una poesía muy particular, nada cursi ni redicha; y eso de perderme por ahí cámara de fotos en ristre, o tocar rock and roll con mis amigos, podría considerarlo, más que un disfrute, que también, una necesidad. En cambio, cuando me planto ante un lienzo con una brocha en una mano y un caldero de pintura en la otra, y empiezo a pensar en cosas que no me gustan hasta que me lleno de furia y la emprendo a brochazos, eso ya es terapia. Todo lo que hago me mola, si no, no lo haría. Tengo esa inmensa suerte: la de poder elegir lo que hago o no hago y con quién lo hago. Por eso moriré siendo un outsider: porque soy libre y no le debo nada a nadie.

¿Como ves el futuro de los nuevos artistas en Cantabria? ¿Tienes algún consejo para ellos?

Tendrán que pelear muy duro y pillarse muchos berrinches y frustraciones hasta que, cosa harto infrecuente, alguien reconozca su talento. Antes de que eso suceda (si sucede), deberán llamar a muchas puertas doradas, las cuales no se abrirán porque para los dioses del otro lado solo son unos “donnadies” más con ínfulas de artistas pidiendo dinero público para poder realizarse como tales. También deberán acostumbrarse al hecho de que las subvenciones siempre se las llevarán otros, los mismos pseudointelectuales casposos y advenedizos que componen la “cultura establecida”, que no es otra cosa que los políticos y sus amiguetes. No veo presente y no creo que aquí haya mucho futuro para ellos. Si pudiera, más que consejos, les formularía tres preguntas: ¿Hasta dónde queréis llegar? ¿Qué estáis dispuestos a hacer para llegar? ¿Qué haréis si no llegáis? Ofrezco las barricadas de la contracultura. Tengo bastante sitio libre.

 

¿Tienes nuevos proyectos en mente?

Mi mente es como un gran proyecto sin final. Después de terminar la segunda parte de “El Amante de Olas (Aquel Hueso Enterrado)” me juré a mí mismo tomarme unos meses sabáticos. Pero nunca cumplo lo que prometo y ya tengo a tiro un posible libro de fotos e historias, una exposición fotográfica, un disco con mi grupo Melopienso, otro de carácter personal con músicos ajenos a la banda, perfilo una nueva novela, estoy tratando de acabar un cortometraje del que soy guionista y debuto como director… Si paro me oxido. Hey ho let’s go!

¿Piensas que con el auge de las nuevas tecnologías está cambiando nuestra concepción del arte?

Las NNTT aplicadas al arte son una añadidura de los tiempos que corren, un complemento lógico e inevitable. El arte como tal, el de siempre, ese que huele y pesa, el que se palpa y se siente, ese sigue ahí. Más bien creo que se trata de una cuestión de convivencia de “estilos”. Cuando alguien critica el estilo es porque no soporta que otros hagan las cosas de un modo diferente. Nadie puede obligar a que el arte sea algo preconcebido, un mastodonte institucional e inamovible, algo muerto. El arte acabó por convertirse en un reflejo de la vida misma y por tanto debe mutar, avanzar e incluso retroceder para reencontrarse si es necesario, pero nunca estancarse. Todo aporta y enriquece. Incluso hacer “arte” con un ordenador, aguja e hilo o una cazuela.

Jose Pellón paint

¿El mar o la mar? Háblanos de tu relación con él.

La mar, así le dicen quienes saben, los pescadores y los marineros. Ella y yo llevamos tantos años compartiendo idilio que ya no me acuerdo cómo empezamos. Ella es algo más que un sitio donde coger olas o navegar, cerca de sus ribetes o entre sus brazos me siento más seguro que en tierra, donde todo es mucho más falso y complicado. Ella sola compone un planeta enorme y azul, las energías cósmicas del universo, un reino, un territorio mágico que no nos pertenece pero estamos devastando con nuestra codicia y locura humanas, las cuales nos conducirán directamente a la extinción como especie. Estamos de paso. Ella, no.

¿Piensas que te queda alguna disciplina artística por probar?

Hoy en día se considera “arte” a bastantes disciplinas más que a la literatura, la música, la pintura, la fotografía o el cine, que es el séptimo. De modo que sí, me faltan bastantes por probar. Aunque no soy de esos que puedan decir “de ese bourbon no beberé”, aquello que aún no he catado es porque no me llama. Lo mío con el “arte” no es nada premeditado, surge de forma natural, como la sed, el hambre o el sueño. Antes dije que era “instintivo” e incluso terapéutico. Un vehículo de comunicación con mis congéneres que me aporta equilibrio psíquico, enriquecimiento personal, sosiego y cierta perspectiva acerca de mí mismo.

mini2Tú también diriges una revista, qué opinas de QR CANTABRIA

Sí, dirijo y edito Surf Land y su versión digital www.surflandia.com, que son publicaciones dedicadas por entero al mundo de las olas. ¿Qué opino de QR? Aparte de que sóis unos héroes por aguantar el tirón con la que está cayendo, creo que tiene una línea editorial entretenida, me recuerda a una paella llena de ingredientes variopintos y sabrosos cuyo resultado final es un plato exquisito.
Que nos puedes adelantar de la puesta en cine de tu libro, ¿de qué forma participas?

Soy el guionista del largometraje. E imagino que me toque asesorar a los actores que no sean surfistas para que por lo menos lo parezcan. Ya lo hice durante el rodaje del tráiler promocional que espero podamos ver en breve. La productora Estudio Clementine está dando pasos firmes hacia la consecución del sueño y si todo va como se pretende se rodará este próximo verano. Están en fase de financiación, ardua tarea con tantos grifos cerrados. La idea es rodar en Cantabria pues la novela y el guión están ambientados aquí. Todos estamos convencidos de que hora y media de película enseñando nuestras playas y gente guapa, surf y ambientazo, supone un gran reclamo turístico, tal vez el mejor. El que no lo vea… está ciego o simplemente no lo quiere ver.

La novela:

GetInline copiaTítulo: El Amante de Olas (Aquel Hueso Enterrado)

Género: Aventuras, narrativa

Edita: Montañas de Papel

PVP: 16 €

Puntos de venta: Librerías, Corte Inglés, tiendas de surf.

 

COMPRAR

 

WEB SURFLANDIA

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: